Una enfermedad silenciosa

Un día te llenaste de valor y lograste hacer algo muy complicado:

Te volviste emprendedor

Y fuiste feliz porque todo el mundo envidia tu nueva libertad, y te imaginan trabajando en pijama o dando órdenes para todos lados y no dando cuentas a nadie …

Ahora te quita el sueño muchas cosas, pero hay una enfermedad silenciosa que no notas y que se apodera de ti día a día, minuto a minuto como un cáncer asesino …

Unos tardamos años en notarlo o aceptarlo, me tomo 5 años darme cuenta de la gravedad y del riesgo que estoy corriendo.

Un amigo llamado C., me dijo que le tomo 7 años ver y saber que tiene un monstruo a punto de devorarlo.

¡No exagero! Es un pinche cáncer y lo notas a veces por las molestias pero igual lo ignoras, justo hasta que te de la sacudida.

Le pasa a todos, una sacudida cuál temblor a punto de perder el rumbo me hizo reaccionar y darme cuenta, que estoy invadido y en grave estado por este cáncer.

Yo lo sospechaba por eso inicie mi MBA buscando ayuda y la he encontrado y estoy en la primera fase del tratamiento: aceptar que estoy enfermo ante mi mundo y mis amigos.

Esta enfermedad silenciosa le da a todos los emprendedores y puede acabar con ellos, no importa cuánto tiempo le tome:

La enfermedad silenciosa del emprendedor, es que no sabe que tiene un autoempleo no una empresa

Y la manera más sencilla de diagnóstico es responder para tí la siguiente pregunta:

¿Puedes dejar un mes tu empresa, y saber que todo estará bien?

Gracias por leerme